jueves, 10 de abril de 2014

Galletas de Muesli {Vacaciones!}

Por fin mañana empiezan las vacaciones de semana santa! Las necesito... estoy rendida! Tengo ganas de desconectar, de dedicarme en cuerpo y alma a mi familia, de leer, de coser, tricotar y cocinar, ganas de estar en contacto con la naturaleza y desintoxicarme de la ciudad. 

El lunes me pongo con el huerto de tierra. Es tiempo de plantar cebollas y patatas. Ese contacto íntimo con la tierra es el mejor de los calmantes, junto a la banda sonora del agua brotando, del trino de los pájaros y de las risas de mis hijos. Es mi gran plan! Sólo de pensarlo se me ilumina la mirada...

Espero que disfrutéis mucho de estos días, que los llenéis de alegría y de pequeños detalles que os hagan muy felices. Hasta la vuelta!



INGREDIENTES:

175 gr harina de espelta integral *
1/2 cucharadita de impulsor (levadura)
1 pellizco de sal
1 cucharadita de especias para specculos
170 gr de azúcar moreno *
140 gr de mantequilla *
180 gr de muesli *
1 huevo *

* Productos ecológicos

Mezclar en un cuenco los ingredientes secos: harina, levadura, muesli, especias y azúcar. Añadir la mantequilla a dados (fría) y incorporarla bien. Incorporar el huevo, un poco batido, hasta obtener una masa.

Hornear a 180º entre 10 y 15 minutos, o hasta que se doren.

Dejar enfriar en la bandeja un par de minutos y pasarlas a una rejilla. 

SALUT!

viernes, 4 de abril de 2014

Salsa romesco {Calçotadas}

Ya se acaban las calçotadas! En Catalunya es típico reunirnos a comer calçots (un tipo de cebolla que se hace a la parrilla) con salsa romesco y carne a la brasa. Este año hemos hecho 3! Y no es una comida que me apasione, es más el ambiente social que se crea al realizarlas. Hacer calçotadas es como dar el pistoletazo de salida a las futuras barbacoas veraniegas ;-)

La salsa romesco me encanta! Eso sí, de recetas hay tantas como personas que las hacen. Vi una receta que me llamó la atención por la gran cantidad de frutos secos que llevaba, así que no dudé en hacerla el día que nos reunimos con la familia para hacer una calçotada en casa de mi cuñado. Gustó muchísimo!!! Me pasé con las cantidades, lo que hizo que comiéramos gnoccis con salsa romesco, vinagreta de romesco para la ensalada, incluso me marqué un pan de romesco que nos encantó.... aquí no se tira nada!


INGREDIENTES: (fuente: Casa Gispert)

600 gr tomates maduros *
200 gr almendras torradas y peladas * (las compré crudas y las torré al horno, las pelé)
200 gr avellanas torradas y peladas *(las compré crudas y las torré al horno, las pelé)
5 dientes de ajo *
250 ml aceite de oliva virgen extra
Un vasito de vinagre de manzana *
4 pimientos de romesco *
1 guindilla de cayena *
1 ñora *
Una pizca de pimentón dulce
Una pizca de pimienta negra 
Una rebanada de pan del día anterior *
Sal

* Productos ecológicos

Asar los tomates y los ajos en el horno. 
Hidratar los pimientos y la ñora en agua caliente. A los 20 minutos, sacar la carne con una puntilla y reservar.
Mojar el pan en el vinagre.

Añadir todos los ingredientes y pasarlos por la batidora hasta obtener una masa homogénea. Añadir, poco a poco, el aceite y rectificar de sal.

Es una salsa contundente. A mi me gusta con esta textura porque impregna todo el calçot y no gotea... pero si os gusta más líquida, podéis añadir más aceite y vinagre.

SALUT!

miércoles, 26 de marzo de 2014

Fideuá con alcachofas y almejas {más sencilla imposible}


Una de las verduras de temporada que más me gusta es la alcachofa. Y eso que de pequeña no podía ni olerlas!!! Mi madre hacía (digo hacía porque no las ha vuelto a hacer... quizás que hable con ella para superar el tema) unas alcachofas rellenas que, según mi padre claro, estaban deliciosas! Lo que llegamos a cambiar...

En casa son un clásico: en arroz, en guisos, en tortillas.... Como a mis peques no les va mucho, decidí mezclar una de sus comidas preferidas (fideuá) con una "no tan buena" (según Ju) y ¡BINGO!.

Esta vez hice la fideuá con un fumet de pescado que tenía congelado, porque le iba a poner almejas. Pero, normalmente, hago un "fumet de alcachofas" con las hojas que quedan de limpiarlas. Es un fumet buenísimo! Y si no sabéis que hacer con él: al chino y tenéis una deliciosa crema de alcachofas.

Aprovechad que se acaba la temporada!!!



INGREDIENTES:

4-5 dientes de ajo *
6 alcachofas *
400 gr de fideo para fideuá *
1.2 l de fumet de pescado  (si hace falta se puede añadir un poco más o agua en su defecto)
250 gr de almejas
Sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra

* Productos ecológicos 

Limpiar las alcachofas, trocearlas a cuartos y meterlas en agua con perejil (para que no se oxiden).

Si es el caso, poner las hojas de deshecho limpias en una olla con agua y dejar hervir 20 minutos a fuego suave. O bien, calentar el fumet de pescado.

Freír en abundante aceite de oliva virgen extra (cubrir el fondo de la cacerola) incorporar las alcachofas y dejar rehogar. Cuando la alcachofa empiece a dorarse, añadir los ajos cortados a cubos pequeños. Hay que vigilar que el ajo no coja mucho color, que después amarga. En cuanto empiecen a saltar, poner los fideos y dorarlos también. 

Es el momento de incorporar el fumet, salpimentar y dejar que todo se haga lentamente. Cuando el fideo esté al dente, apagar el fuego y tapar unos minutos.

SALUT!

jueves, 20 de marzo de 2014

Tarta de zanahoria [Cumpleaños]

La semana pasada no actualicé el blog. Tengo excusa! Fue una semana muy intensa... Como algunos ya sabéis por mi perfil personal de facebook, fue mi cumpleaños o la semana de la galleta ;-) Para celebrarlo llevé galletas al trabajo, muuuuchas galletas ^_^ Una magnífica forma de compartir ese día tan importante.

El fin de semana tocó hacerlo con mi familia y mis amigos. Así que tocó hacer una tarta Sacher con una mermelada de fresas y ratafia buenísima (si os interesa tenéis la receta aquí) y otra de mis tartas preferidas: la tarta de zanahoria. Ya tengo un carrot cake especiado de espelta integral en el blog (podéis ver la receta aquí), pero tenía ganas de hacer uno más "elegante" con frosting y esas cosas... Pero nada de layer cakes... Tenía ganas de hacer uno simple pero con glamour! jajajaja Los que me conocéis ya sabéis que no soy nada de frostings y esas cosas... pero debo reconocer que no están tan mal. Una vez al año, supongo que no hace daño... eso sí, busqué una receta que no tuviera demasiada mantequilla ni azúcar... 

Muchas gracias por vuestras felicitaciones! 




INGREDIENTES: (fuente El Rincón de Bea)


150 gr. azúcar moreno integral *
2 huevos *
Una vaina de vainilla *
200 gr harina integral *
1 cucharadita de levadura
Las semillas de 3 vainas de cardamomo picadas *
1/4 cucharadita canela en polvo
Un pellizco de sal
160 gr. zanahoria finamente rallada *
Ralladura de 1 mandarinas *
90 gr. yogur natural casero *
90 ml. aceite de oliva suave *


Para el frosting:

25 gr. azúcar *

9 gr. harina *
11 gr. maicena
95 ml. leche *
1 cucharadita de zumo de mandarina *
30 gr. mantequilla *
65 gr. queso tipo Philadelphia casero (podéis encontrar mi receta aquí)


* Productos ecológicos


Precalentar el horno a 170º y preparar un molde de 20 cm.


En un bol tamizar las harinas, levadura, sal, cardamomo y canela. Incorporar la ralladura de mandarina y las zanahorias ralladas y mezclar bien.


Batir los huevos y el azúcar hasta que hayan blanqueado. Incorporar el aceite lentamente.


Añadir la mezcla de la harina y las zanahorias en dos veces, alternándolo con el yogur.


Verter la mezcla en el molde y hornear 45 minutos o hasta que, al introducir un palillo éste salga totalmente limpio.


Sacar del horno y dejar reposar. Desmoldar y dejar enfriar. Envolver en papel film, y guardar de un día para otro.

Para hacer el frosting, disolver la harina y la maicena en la leche fría para que no quede ningún grumo. Poner esta mezcla a fuego lento y añadir el azúcar removiendo hasta que tenga textura de bechamel.

Dejar enfriar totalmente. Batir esta mezcla de la harina y añadir el zumo de mandarina. Incorporar la mantequilla a temperatura ambiente y el queso cremoso. Refrigerar y recubrir la tarta (yo me pasé el paso de refrigerar por las prisas y no quedó como esperaba... cosas del directo!)

SALUT!



jueves, 6 de marzo de 2014

Detergente para la lavadora {jabón de mi abuela}

Los veranos de mi infancia los pasé en el cortijo de mis abuelos en Córdoba. Allí aprendí muchas cosas, pero lo más importante fue aprender a convivir en armonía con la naturaleza. Mi abuela me enseñó a cuidar animales, a hacer conservas, jabón... y mi abuelo me enseñó todo lo referente a la agricultura.

Recuerdo despertarme con el canto de los gallos, ir a la higuera a "pre-desayunar", recoger los huevos, ordeñar las vacas... y luego tenía un montón de tiempo para disfrutar en mi cabaña del árbol. Pero había días que no todo era jugar, también teníamos que ayudar en el cortijo: coger manzanas y prepararlas para tener dulce de manzana para el invierno, o pelar tomates para conservarlos o, lo que os quiero explicar hoy, el día que tocaba hacer jabón. Ese jabón que dejaba inmaculada nuestra ropa de chiquillos investigadores y con un iman potente por el barro y las manchas de hierbas en las rodillas ;-)

Mi abuela hacía cantidades industriales de jabón con el aceite usado. Mi tío, su hijo, tiene un bar, así que tenía provisiones ;-) Yo lo he hecho en menos cantidad y, como no freímos mucho, lo hice con aceite limpio. 


Ingredientes

3 litros de aceite (oliva, girasol... )
1 litro de agua
0,5 kilo de sosa cáustica
Guantes de goma

Para el jabón líquido:

600 gr de jabón
4 litros de agua
250 ml de alcohol de 96º

Para hacer el jabón es muy importante hacerlo en una zona aireada y sin niños/mascotas alrededor. Pensad en organizaros bien porque vais a necesitar una hora exclusivamente para hacerlo.

Con los guantes puestos, poner en un recipiente el agua (natural) y añadir poco a poco la sosa. Remover bien para disolver la sosa en el agua. Pensad que se crea una reacción química que genera gases y calienta el agua. Cuidado! Dejad que la mezcla vuelva a estar a  temperatura ambiente.

En un recipiente alto (yo lo hago en un cubo) poner el aceite e ir vertiendo, poco a poco, la mezcla de agua y sosa. Remover con un palo (yo utilizo uno de escoba que tengo sólo para hacer jabón) y remover SIEMPRE EN EL MISMO SENTIDO PORQUE SINO SE CORTARÁ EL JABÓN. Hay que remover durante una hora e ireis viendo el maravilloso proceso de transformación: de una mezcla amarillenta y sin cuerpo, a una especie de leche condensada.

Verter la mezcla en moldes. Mi abuela la ponía en un cajón forrado, yo la puse en diferentes bricks de leche limpios (viva el reciclaje!). Dejar reposar de 24 a 48 horas.

En este tiempo, la mezcla habrá endurecido lo suficiente para poder desmoldar y cortar. SIEMPRE CON LOS GUANTES PORQUE LA SOSA AÚN ES CORROSIVA! Una vez cortado el jabón, ya se puede almacenar durante un mínimo de 6 semanas para que se cure bien.

Para hacer el jabón líquido:

Rallar los 600 gr de jabón (yo utilizo el mío pero bien se puede utilizar uno comprado a tal efecto). Así ya lo podéis utilizar directamente en la lavadora, pero a mi me gusta utilizar jabón líquido.

Hervir el agua. Retirar del fuego y añadir el jabón rallado. Remover bien hasta que el jabón se haya disuelto (yo lo hago a mano, pero también se puede utilizar la batidora). Lo remuevo bien, lo dejo reposar 5 minutos... lo vuelvo a remover... 

Añadir el alcohol e integrarlo bien. Dejar que la mezcla se enfríe y envasarla. Ya tenéis un magnífico jabón líquido para la lavadora.

Os recuerdo que como suavizante utilizo vinagre... A mi me encanta que la ropa haga olor a limpio pero a mi marido le gusta que huela a algo... así que, en el contenedor del suavizante le pongo el vinagre y 4 gotas de aceite esencial ;-)

SALUT!